Traductores en América Latina y El Caribe: Bernardo Hurault


¿Conoce al padre Bernardo Hurault? 

Si aún le resulta un desconocido, le preguntamos: ¿Tuvo una edición de la Biblia Latinoamérica en sus manos?  El padre Bernardo es uno de los sacerdotes que permitió que la Biblia fuera más comprensible y llegara a todos, en el mundo católico.

Ante la ausencia de propuestas católicas, por entonces, muchos usaban las ediciones protestantes para la catequesis. Tal vez, le resulte familiar el Nuevo Testamento Dios llega al hombre. El padre Hurault no se quedó con los brazos cruzados, esperando soluciones mágicas.
Bernardo Hurault nació en París, el 15 de agosto de 1924. Como entusiasta misionero, llegó a Chile, en 1963, más concretamente a Tomé (cercano a Concepción), una zona minera muy pobre. Allí atendió a la necesidad de contar con una Biblia católica más accesible, en el lenguaje, los comentarios y en el precio. Emprendió una obra que, a primera vista, resultaba imposible: no era un especialista en Biblia y tampoco manejaba bien el castellano.

¿Cómo gestó esta preocupación por editar una Biblia distinta?

Nos valemos de una entrevista que mantuvimos con el padre Ramón Ricciardi (cf. NOTIPAUL, número 18, abril-junio 1977), quien colaboraba con el proyecto del padre Bernardo. La Biblia Latinoamericana surgió de la preocupación sacerdotal que veía que la gente sencilla no comprendía el texto de la Biblia existente en Chile.

Se preguntaban: ¿Cómo es que la Iglesia católica, con 400 años de presencia en el Continente, no tiene una Biblia que pueda entender la mayoría de personas? Las que circulaban eran útiles sólo para un 15% de la población.

¿Cómo proyectó esta Biblia pastoral y latinoamericana? 

La respuesta del padre Ramón nos ayuda a entrar en su corazón bíblico. Se propusieron presentar una Biblia, con comentarios pastorales, que iluminaran el caminar concreto de las personas: esposos, desocupados, viudas, etcétera. Intentaron traducir la Biblia en textos adecuados a la gente del Cono Sur latinoamericano. Además, inspirándose en la misma Liturgia, que distingue algunos pasajes bíblicos de otros, decidieron resaltar 500 textos con letras más grandes, invitando a privilegiar la lectura de otros de menor importancia.


¿Quiénes trabajaron en su elaboración? 

Muchos e inicialmente gente sin muchos estudios. Le resultó muy duro al padre Bernardo convocar a los colaboradores. La obra se inició en el Sur de Chile, posteriormente se comprometieron personas de países vecinos, como del Perú, Ecuador, Colombia, etcétera. Luego de algunos contratiempos por conseguir el beneplácito de la Iglesia, se contrataron biblistas que aseguraran la seriedad del proyecto.

Nota del P. Martin Dolzani, SSP Continuar leyendo

 

Desde el blog de FEBIC LAC te invitamos a que nos escribas nombres, historias, anécdotas de traductores oficiales y/o “del alma” en el deseo de llevar la Palabra a la gente

comunicacion@febic.org 

One response to “Traductores en América Latina y El Caribe: Bernardo Hurault

  1. Pingback: Padre Ramón Ricciardi Castelli | La Palabra HOY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s