Argentina: memoria del Padre Trusso, traductor de “El Libro del Pueblo de Dios” a 16 años de su partida a la casa del Padre.


El Padre Trusso, traductor de “El Libro del Pueblo de Dios. La Biblia” y vicepresidente por 30 años de la Fundación Palabra de Vida, que puso al alcance de todos la Sagrada Escritura en un lenguaje propio de los países rioplatenses, falleció el 29 de enero de 2006 a los 84 años, y fue enterrado en el Cementerio de la Chacarita.

En su testamento había expresado un especial pedido de ser sepultado en la parroquia de Todos los Santos y Ánimas. 

Monseñor Alfredo Bernardo Trusso 
Nació en Buenos Aires el 19 de septiembre de 1921 y fue ordenado sacerdote por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Santiago Luis Copello, en la catedral porteña, el 22 de septiembre de 1945.

Tras permanecer casi dos años en la parroquia Santa Julia, fue enviado a perfeccionar sus estudios en Roma. A su regreso, el 24 de junio de 1950 el cardenal Copello lo nombró párroco de Todos los Santos y Ánimas, donde permaneció hasta el 28 de abril de 1996. El 8 de marzo de 1991 el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Antonio Quarracino, le entregó el título de Prelado de Honor de Su Santidad y el tratamiento de «monseñor», con que lo distinguió el papa Juan Pablo II. 

“El Libro del Pueblo de Dios. La Biblia”

Los primeros pasos

El comienzo de la traducción de la Biblia se remonta a la década del  50 cuando el Padre Alfredo Bernardo Trusso se hizo cargo de una humilde Parroquia del barrio de Chacarita, en Buenos Aires: “Todos los Santos y Animas”. Entre sus múltiples y renovadoras tareas pastorales, se llevaba a cabo la misión con la Virgen de Luján. Eran encuentros de oración y de lectura de la Palabra de Dios en las casas del barrio. En ellas se entregaba un ejemplar del Nuevo Testamento, traducido a la lengua castellana de ese entonces.

Con ocasión de esas visitas, se fue forjando la idea de realizar una nueva traducción porque los pasajes bíblicos, a pesar de estar traducidos en lengua española, resultaban bastante difíciles de entender para la gran mayoría de la gente.

Fue así como, a partir del año 1958 (o sea 7 años antes de la Constitución “Dei Verbum”), un grupo de sacerdotes y laicos, convocados por el Padre Alfredo Bernardo Trusso, sintieron la necesidad y comprendieron la urgencia de difundir la Palabra de Dios en una versión adaptada a la manera de hablar y al lenguaje de nuestro pueblo. Para ello concibieron la idea de realizar nada menos que una nueva traducción de la Biblia. El aliento brindado por varios Obispos de Argentina, especialmente por Mons. Jorge Kemerer, entonces Obispo de Posadas, dieron el espaldarazo definitivo para poner en marcha este propósito.

La intención no era hacer una especie de paráfrasis de los textos bíblicos -como si fuera la salida más fácil-, sino lograr una “verdadera traducción” sin menoscabar para nada la fidelidad al sentido bíblico   original  y, al mismo tiempo, a nuestras formas culturales de expresión.

En este sentido, el principio fundamental que guió esta versión de la Biblia fue la sabia norma de Santo Tomás de Aquino: “Un buen traductor, guardando siempre el sentido de las verdades que traduce, debe adaptar su estilo al genio de la lengua en que se expresa”.

“El Libro de la Nueva Alianza”

El trabajo de traducción comenzó con la versión de los Evangelios. Así fue que el primero de ellos, San Mateo, apareció en 1961 bajo la dirección de la Sociedad Argentina de Profesores de Sagrada Escritura, varios de los cuales integraban el equipo de la traducción.

En 1964 se publicaron los cuatro Evangelios, con el título “LA BUENA NOTICIA DE JESUS” , bajo la responsabilidad de los Padres Mateo Perdía y Alfredo Bernardo Trusso. Se publicaron muchos ejemplares (en agosto de 1964 se editaron 20.000 ejemplares; en enero de 1965, 30.000 ejemplares y en octubre de ese mismo año otros 30.000, y así sucesivamente cada año).»

Seguir leyendo en «Fundación Palabra de Vida»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.