La Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias celebrada on-line


Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “El Espíritu Santo es el verdadero protagonista de la misión de la Iglesia: el Espíritu ayuda a discernir de una manera nueva y creativa cómo ser animadores de la misión en las iglesias locales, en los cinco continentes, y cómo anunciar el Evangelio frente a los desafíos que el tiempo de hoy nos presenta, como el de la pandemia de Covid-19“: con estas palabras, el cardenal Luis Antonio Tagle se dirigió el 12 de junio, a los más de 100 Directores nacionales de las Obras Misionales Pontificias, conectados en una plataforma online para celebrar la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias.

Dada la emergencia de Covid-19, la Asamblea anual no ha podido tener lugar físicamente en Roma, como se esperaba, pero ha sido celebrada igualmente en una plataforma digital, gracias a las nuevas tecnologías, con la participación de unas 100 naciones conectadas, desde los cinco continentes.

Desde el palacio de “Propaganda Fide” han participado el cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos; el arzobispo Giampietro Dal Toso, Presidente de las Obras Misionales Pontificias; los cuatro secretarios generales de las OMP: el p. Tadeusz J. Nowak, OMI, Secretario General de la Obra Pontificia para la Propagación de la Fe (POPF), el p. Fabrizio Meroni, Secretario General de la Pontificia Unión Misional (PUM), la hermana Roberta Tremarelli, Secretaria General de la Pontificia Obra de la Infancia Misionera (POIM-IAM), y el p. Guy Bognon, Secretario General de la Obra pontificia de San Pedro Apóstol (POSPA) – que se conectó desde Benín debido al bloqueo, enviando también una contribución por escrito -; y el Encargado de Administración, Mons. Carlo Soldateschi.


No debemos lamentarnos de las puertas cerradas, sino que tenemos que tratar de entender y colaborar para que el Espíritu abra nuevas ventanas“, dijo el cardenal Tagle, recordando que “el Señor siempre ofrece nuevas oportunidades para anunciar el Evangelio“.

El Prefecto de “Propaganda Fide”, por lo tanto, instó a los Directores nacionales de las OMP a “ser personas de oración, para que el Espíritu Santo los llene e inspire su acción, como sucedió con la Sierva de Dios Pauline Jaricot”, fundadora de la Obra Pontificia para la Propagación de la Fe. “Todo Director nacional – continuó explicando-, está llamado a discernir cuales son las posibilidades de acción para que toda la obra de la Iglesia esté orientada y animada en sentido misionero“.

La catequesis, la liturgia, la caridad, las familias, las agrupaciones laicales, todos los ámbitos pastorales “son en sí mismos lugares y ocasiones de misión“, explicó. Cada Director nacional de las OMP “está llamado a colaborar con el Espíritu Santo para que la misión esté al centro de la identidad de la Iglesia“. En este sentido, el aspecto económico de la colecta de ofrendas, ha continuado explicando el Cardenal, “es un verdadero signo y compromiso de la caridad misionera, que abre los corazones a las necesidades de los pueblos lejanos”. Por último, el Cardenal instó a las OMP a colaborar activa y estrechamente con los Obispos locales y con las Conferencias Episcopales en la obra misionera.

En su discurso, el arzobispo Dal Toso recordó con alegría el reconocimiento del milagro de Pauline Jaricot, mencionando que en 2022 la Obra de la Propagación de la Fe, que ella fundó, cumplirá 200 años, y que las OMP comenzarán un camino de preparación para ese evento. Luego el Presidente de las OMP agradeció a los Directores nacionales sus esfuerzos para contribuir al fondo especial establecido por el Papa en las OMP, en respuesta a la pandemia de Covid-19, y en el señalar las necesidades de las iglesias locales.

La búsqueda de ofrendas, enfatizó, no es una mera recaudación de fondos, “sino que es una oportunidad fecunda para crecer en la oración y la animación misionera”. En este sentido, el arzobispo reiteró que el reciente Mensaje del Papa a las Obras Misionales Pontificias, publicado el 21 de mayo, es la referencia magistral que inspirará el camino y el trabajo de renovación de las OMP y la dirección a seguir en su futuro.

Con el Presidente, los cuatro secretarios de las OMP remarcaron la importancia de que las OMP estén completamente integradas e inseridas en el cuidado pastoral ordinario de las Iglesias locales individuales, en todas sus formas y componentes, para informar y orientar la acción pastoral desde una óptica misionera, como una auténtica “Iglesia en salida“.

Todos los presentes en Roma y los Directores conectados on-line, quisieron dar las gracias al Papa Francisco por el denso Mensaje enviado a las Obras Misionales Pontificias el 21 de mayo, Día de la Ascensión. Además, se recordó el trabajo extenso y capilar de concientización y animación misionera realizado por los Directores nacionales de las OMP en todo el mundo con motivo del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019.

La asamblea también discutió los posibles temas que se propondrán al Santo Padre para la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones del 2021. Por último, como cada año, la Asamblea de las OMP votó los presupuestos definitivos y preventivos y aprobó los subsidios ordinarios y extraordinarios relacionados con la financiación de los proyectos en las Iglesias locales, bajo la jurisdicción de “Propaganda Fide”.
(Agencia Fides 13/6/2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .