Problemas del fin de la vida: representantes de las religiones monoteístas abrahámicas firmaron una declaración conjunta.


ACEPRENSA  31.OCT.2019

En la Villa Pía, un edificio dentro de la Ciudad del Vaticano, sede de las Academias Pontificias de las Ciencias y de Ciencias Sociales, representantes de las religiones monoteístas abrahámicas firmaron el 28 de octubre una declaración conjunta sobre los problemas del fin de la vida, que condena la eutanasia y el suicidio asistido, y alienta los cuidados paliativos en todas partes y para todos. El documento es fruto del trabajo de la Academia Pontificia para la vida, por mandato del Papa Francisco.

Los principales firmantes son Mons. Vincenzo Paglia, presidente de la Academia; el Dr. Samsul Anwar, presidente del Comité central de la Muhammadiyah de Indonesia, y el rabino Dr. Avraham Steinberg, copresidente del Consejo Nacional israelí de Bioética.

Figuran adhesiones al texto de representantes de los patriarcados de Constantinopla –Bartolomé envió un mensaje personal– y Moscú, del primado anglicano, del islamismo y del hebraísmo, entre ellos el Gran Rabino de Roma. Se ha destacado la presencia del presidente del Consejo de Fatwa de los Emiratos Árabes Unidos, jeque Abdallah bin Bayyah, quien recordó el documento de fraternidad firmado por el Papa en Abu Dabi en su viaje a Oriente Medio a comienzo de año, y subrayó la importancia histórica de un acto en que “la familia abrahámica” se une para afirmar su acuerdo sobre valores y principios fundamentales.

En el preámbulo del documento se recuerda que “los aspectos morales, religiosos, sociales y jurídicos del tratamiento del paciente moribundo se encuentran entre los temas más difíciles y ampliamente discutidos en la medicina moderna”. Difíciles dilemas de siempre se agudizan con los “avances científico-tecnológicos que permiten una prolongación significativa de la vida en formas y situaciones hasta ahora impensables”, pero no excluyen “dolor y sufrimiento debido a diversas disfunciones orgánicas, mentales y emocionales”. Por otra parte, cada vez se pide “una mayor autonomía de juicio por parte del mismo paciente”. Y crece la frecuencia de la muerte en hospitales y residencias de ancianos, y no en la propia casa, como antiguamente.

Pero “la mayoría de las decisiones concernientes al paciente terminal no son de naturaleza médico-científica. Más bien, se basan en valores personales y éticos. Por lo tanto, el cuidado del paciente terminal tanto por parte de las familias como por el personal sanitario, es una tarea difícil, teniendo también en cuenta cuales son las costumbres sociales”.https://www.aceprensa.com/m/articles/cristianos-judios-y-musulmanes-contra-la-eutanasia-y-favor-de-los-cuidados-palia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .