Encuentros FEBIC LAC: “Bienaventurados los que lloran…”


¿Qué quería decir Jesús con esas palabras? Llorar es lamentar, admitir que he perdido algo o alguien, estar incómodo con mi situación actual, tener ganas de cambiar. Lamentar, en palabras de Ronald Rolheiser, es “aceptar y reconocer tanto nuestra pérdida como el dolor con el que nos quedamos”.

El P. William John-Lewis, coordinador zonal de la Federación Bíblica Católica con responsabilidad para el Caribe, nos presenta una reflexión sobre esta bienaventuranza considerando que en nuestro mundo, hay mucho sufrimiento, mucha miseria.

“Cuando se considera, dice el p. William, la cantidad de personas que han muerto debido a esta pandemia del coronavirus, y los familiares que han llorado y están de luto por la pérdida de sus seres queridos…queda claro que hay buenas razones para llorar, para lamentar.”

Ver la lista de reproducción completa de los programas “Encuentros FEBIC LAC”:

Los invitamos a seguir esta reflexión y a compartirla para ayudarnos a “sobrellevar mutuamente” las fragilidades en las que vivimos.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .