DIEZ DESAFÍOS


Pbro. Lic. Jesús Antonio Weisensee H.

Después de un mes intenso en celebraciones y encuentros, ahora nos toca perfilarnos hacia los acontecimientos que vendrán. Todo lo vivido en los últimos tiempos, nos llevan a retomar y encarar la tarea que tenemos aún con más convicción y entusiasmo, pues hemos sentido la presencia del Espíritu en cada una de las celebraciones que hemos tenido, de tal forma que ratifican la senda que hemos recorrido y nos dan aún mayor respaldo para no claudicar en la misión que tenemos, ya que hay mucho en juego y nuestro rol es determinante para poder impulsar e implementar la dimensión bíblica en todos los ámbitos donde estemos.

DIEZ DESAFÍOS 

Algunos de los desafíos y retos que nos dejó lo vivido en septiembre-2020 han sido:

  1. La necesidad de encontrarnos, de compartir, de escucharnos y de buscar juntos “estrategias” que correspondan a la tarea que tenemos de animar la Pastoral, con las Sagradas Escrituras. 
  2. El encontrarnos debería ayudarnos a no volver a descubrir ni la pólvora ni la rueda, sino que el camino hecho desde Bogotá-90 a Mar del Plata 2021, ha sido un camino con logros significativos(constatables), que nos deberían inspirar a perfilarnos hacia FEBIC-2044, para los 75 años de la Federación, con claridad de conceptos y con una amplia gama de estrategias y recursos para facilitar el acceso a las Sagradas Escrituras.
  3. Lo visto y lo que se ha podido compartir, nos ha mostrado, que estamos en una diversidad de procesos, con situaciones muy diversas, algunos ya en plena era cibernética (cursos virtuales). Pero, por otro lado, hay comunidades que no disponen ni siquiera del texto escrito. Ante esto, ¿dónde y cómo emparejar procesos?, ¿de qué manera?, ¿con qué recursos y estrategias?
  4. Ante la riqueza de materiales y experiencias que se disponen, ¿se podría generar un BANCO DE EXPERIENCIAS, donde los que necesiten puedan recurrir para aprovechar o adaptar las experiencias? Yo ofrezco todos los materiales que tengo y mi página web (biblia1212.com) para comenzar. Si cada uno de los que estamos implicados en el trabajo bíblico, ofrecieramos 10 materiales, de entrada, tendríamos 1.000 subsidios. (La Palabra Hoy, ¡¡¡tiene más de 100 números!!!!)
  5. Pero la riqueza y el don de la FEBIC LAC, es ENCONTRARNOS, sería algo sensacional, si cada lunes de cada mes, por los próximos 13 meses, nos pudiéramos encontrar en el espacio que dispone la FEBIC LAC en zoom, para conversar e intercambiar experiencias, con AGENDA ABIERTA, para ir pensando el futuro, ya que mirar el pasado es necesario, pero el futuro está hacia delante, es algo a construir. Si lo pensamos y si compartimos experiencias se podría adelantar unos 15 a 20 años y así el 2044, estaría más cerca.
  6. Si pudiéramos encontrarnos para “divagar” hacia el futuro, para compartir o pensar iniciativas que ayudarían a tener una actitud proactiva con el trabajo bíblico, haría que nuestra reflexión tuviera repercusiones reales en las comunidades, de tal forma que la tan anhelada animación bíblica, no sólo produzca efectos en la pastoral, sino que a su vez genere una espiritualidad sana, de compromiso y testimonio, como a su vez sería más fácil, el buscar puntos de acercamiento con las demás pastorales.
  7. La posibilidad de encontrarnos, compartiendo nuestras visiones y expectativas, nuestras convicciones e ilusiones, nos harían un órgano pensante, que conduciría a toda la FEBIC LAC hacia medios más eficientes de anuncio explícito de las Escrituras.
  8. La posibilidad de tener encuentros mensuales como FEBIC LAC, haría que la interrelación que nos caracteriza e identifica, sea más significativa y eso ayudaría que nuestra identidad y nuestra mística fuera encausada hacia fuentes de comunión y co-participación.
  9. Teniendo todos, un punto de llegada, que en sí implicara un punto de partida, haría que nuestra participación en la X Asamblea Plenaria fuera más productiva y principalmente, daría un planteo práctico y resolutivo.
  10. Cuanto mayor capacidad de escucha tengamos, y cuanto mayor sea nuestra capacidad de asombro por los dones y talentos de los demás, y cuando tengamos la apertura para sorprendernos por la presencia de Dios en los otros, podemos pensar un futuro promisorio tanto para la FEBIC LAC como para toda la FEBIC.

En fin, todo lo vivido en este aniversario de San Jerónimo, solo nos lleva a vivir aún con mayor gozo el don que el Señor nos ha regalado de poder conocer, reflexionar y compartir su palabra escrita, queriendo que ella sea la que nos nutra y nos fortalezca para hacerla vida. Dios quiera que estemos en las vísperas de un tiempo lleno de bendiciones para todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .