La transmisión oral de la Torá en la tradición judía (II)


Por rabino Arieh Sztokman

Director de la Escuela de Amor.

Muchas personas pueden preguntar ¿Que es Torá? En primera instancia y en forma muy simple podría decir que son los primeros libros de la Biblia o lo que se denomina equivocadamente el Antiguo Testamento. También podemos llamarlos los “Cinco libros de Moisés”, “El Pentateuco”.

Además de lo expresado, la Torá tiene un valor muy importante a saber: Después de la destrucción del Primer Templo de Jerusalem y el exilio hacia Babilonia ocurrido en el año 586 a.e.c. (antes de la era común) la educación ocupó rápidamente un lugar más que importante para aquellos seres humanos.

La condición de exiliados los obligó a organizarse como una comunidad religiosa (observante) dependiendo de la educación para su propia supervivencia, por lo tanto la transmisión oral de la Torá y su relación con Dios, es decir la santificación de la Torá, fue la columna vertebral en la creación del pueblo judío que les permitió cuidar su identidad en un mundo totalmente diferente.

El estudio, Talmud Torá, ocupó, jerárquicamente, el lugar mas elevado en los valores del pueblo judío, que les permitió hasta el día de hoy constituirse como pueblo con su propia identidad. Estudiar, Talmud Tora, es más que adquirir conocimiento, es un acto de devoción. Todo ello se pone de manifiesto por medio de la transmisión oral, a saber:

En las cabañas habitareis siete días, todos los nativos de Israel, habrán de habitar en las cabañas. A fin de que tengan conocimiento vuestras generaciones, que en cabañas, Yo he hecho habitar a los hijos de Israel cuando los saqué Yo de la tierra de Egipto. Yo soy Adonai vuestro Dios” (Levítico 23:42).

Estas palabras (Torá) las habrás de repetir a tus hijos y hablaras de ellas al estar en tu casa, y en tu andar por el camino, al acostarte y al levantarte” (Deuteronomio 6:7).

Un texto talmúdico, post bíblico, nos enseña el valor y la importancia del estudio de la Torá a saber:

“El hombre poseedor de las virtudes siguientes, goza de su realización en la vida terrena, mientras su acción perdura hasta la eternidad: el respeto a los padres, la beneficencia, la concurrencia a las casas de estudio, por la mañana y por la tarde, la hospitalidad, la visita a los enfermos…el fomentar la paz entre el hombre y su prójimo. Mas el estudio de la Torá, equivale a todas estas virtudes en conjunto”

La transmisión, enseñanza, de la Torá, hasta el día de hoy, estuvo a cargo de los ancianos. Prueba de ello dice el texto Tratado de Principios (texto post-bíblico), capítulo I, Mishna 1: “Moisés recibió la Torá en el Monte Sinaí, y la transmitió a Josué. Este la transmitió a los ancianos del pueblo, quienes a su vez la legaron a los profetas, quienes la hicieron llegar hasta los hombres de la Gran Asamblea. Ellos emitieron estos tres principios: Sed circunspectos en vuestros juicios, formad muchos alumnos y erigid una valla para salvaguardar la Torá.

Muchas Gracias. Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .