AÑO BÍBLICO III: Encuentro vital con Jesucristo



Conocer las Escrituras es conocer a Jesucristo. Esto nos muestra aquello que buscamos cuando abrimos las Escrituras, ya que todo lo que está escrito, es el proyecto, el estilo para adherirnos vivencialmente al Señor que nos dejó su vida para imitarlo y actualizar en nosotros sus intenciones y disposiciones.

Cuando hablamos de san Jerónimo inmediatamente sale la expresión que él formuló, o al menos con el cual se lo identifica, qué es: “Ignorar las Escrituras es ignorar a Jesucristo”; y esto, que también lo mencionó el cardenal Tagle en su carta invitación, viene a ayudarnos a focalizar cuál debe ser nuestro énfasis cuando se propone un Año Bíblico.

Ver video

Nuevamente insistimos: no estamos simplemente queriendo promover un libro, sino generar un proceso, porque cuando se anuncia esa Palabra, esa Palabra siempre genera un dinamismo en la persona hasta tal punto que, Isaías 55, habla que ella es viva y eficaz.

Por eso cuando pensamos en un Año Bíblico, estamos pensando justamente que sea un anuncio de una palabra que es Palabra de Dios, que buscamos que las personas tengan acceso a esa relación directa con esa Palabra que tiene su dinamismo propio, no se deja dominar por teorías, sino que ella misma es una Palabra que suscita procesos a partir de un encuentro vital, transformador, revitalizador, existencial.

En sí lo que se busca cuando se piensa en un Año Bíblico, es que sea ese texto escrito lo que vaya generando toda una mística y un dinamismo en las comunidades, queriendo que ese Jesús, que es la razón de nuestra fe, sea conocido; y por lo tanto buscar que todo eso que encontramos en el texto escrito, sea para nosotros motivo de una nueva relación, de un nuevo planteo de fe, queriendo así, entonces, que nuestra relación con ese Señor que se nos reveló y que nos abrió su corazón, sea una relación vital de comunión, de adhesión, en un encuentro personal con Él. 

Y aquí vienen todas estas propuestas que uno puede tener, que en sí puede ser absolutamente sencillo, limitándonos a los textos de la liturgia dominical, buscando promoviendo que ese texto sea conocido, sea reflexionado en grupos, sea compartido creando comunidad, que ese texto vaya suscitando una nueva relación tanto con el Señor como con la Iglesia y la comunidad.

Por lo tanto un Año Bíblico, no es sobrecarga de trabajos;todos estamos saturados de cosas, pero es una invitación a que el Señor actúe en nosotros, es una invitación a dejar que ese Espíritu Santo que sigue suscitando nuevos discípulos en su Iglesia, nos transforme y nos dinamice. Que todas esas experiencias negativas que hoy se están viviendo, sean justamente sanada por ese Espíritu, y que eso nos motive a todos a querer vivir con más entusiasmo con más ganas con más mística esta invitación que el Señor nos hace.

Un Año Bíblico es un tiempo de gracia: es un tiempo de gracia porque es dejarnos iluminar por esa Palabra; es un tiempo de gracia y de renovación porque esa Palabra no nos deja en el mismo lugar, sino que siempre nos dinamiza y nos transforma. Es un tiempo de gracia, de renovación y de ser una fuerza centrífuga: una fuerza que nos lleve a los demás, mostrando que el Señor sigue sosteniendo a su Iglesia, que el Señor sigue actuando. 

Por eso un año dedicado a la Palabra de Dios es simplemente una bendición: que ojalá que todos lo recibamos, y ojalá que esto sea la oportunidad para que cada vez más todos podamos conocer a ese Señor que nos abrió su corazón y nos reveló al Padre, y que nos invita a que nosotros seamos ahora sus instrumentos. Ojalá que este Año Bíblico sea un año en el cual todos tengamos esa experiencia viva que tuvieron los discípulos de Emaús, y que también nosotros sintamos arder el corazón porque el Señor camina a nuestro lado y actúa por nosotros.

Ver además

AÑO BÍBLICO II. Tiempo de gracia y renovación

Año Biblico I: Convocatoria

2 respuestas a “AÑO BÍBLICO III: Encuentro vital con Jesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .