“La Biblia nos instruye para que podamos comprender nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios. “


La catequesis del Papa en diferentes idiomas sobre la oración oral. Miércoles 21 de abril 2021.

Síntesis en español

Queridos hermanos y hermanas: 

Hoy meditamos sobre la oración vocal. La oración es diálogo con Dios, y en el ser humano la  oración  se  hace  palabra,  invocación,  canto,  poesía.  Las  palabras  revelan  lo  que  llevamos  en  el  corazón, nacen de nosotros, pero también nos modelan. Las palabras surgen de los sentimientos y, al mismo tiempo, los forjan. 

La Biblia nos instruye para que podamos comprender nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios.  Sabemos  que  nuestro  corazón  no  alberga  únicamente  buenos  sentimientos,  sino  también  sentimientos  malos  y  perniciosos.  Por  eso,  todo  lo  que  forma  parte  de  nuestra  realidad  humana,  incluso los aspectos más negativos, están incluidos en las Escrituras Sagradas.

Esto atestigua que, si frente  a  la  violencia  no  existieran  las  palabras  para  contrarrestar  los  malos  sentimientos,  para  volverlos inofensivos, el mundo estaría hundido en el mal. Guiados por la oración y la Palabra de Dios podemos enfrentar el mal. Es por eso que la Sagrada Escritura nos enseña a rezar con palabras a veces muy atrevidas.   La  oración  humana  elemental  es  siempre  vocal.  Y  aun  cuando  rezar  no  signifique  repetir sólo palabras, la oración vocal es parte de la oración cristiana. No la podemos despreciar, pensando que  se  trate  sólo  de  una  aburrida  repetición  de  fórmulas. 

La  oración  del  corazón  es  misteriosa  y  muchas veces difícil de practicar. En cambio, la oración de los labios es sencilla y siempre a nuestro alcance;  forma  parte  indispensable  de  la  vida  cristiana.  A  los  discípulos,  atraídos  por  la  oración  silenciosa  de  Jesús,  Él  les  enseñó  una  oración  vocal:  el  Padrenuestro,  dirigida  al  Padre  Celestial,  que contiene todas las peticiones que Él quiere escuchar. 

***

Saludo cordialmente a los fieles de lengua española. Pidamos al Señor Jesús, Palabra hecha carne,  que  nos  enseñe  a  rezar  como  enseñó  a  sus  discípulos,  para  que,  con  la  ayuda  del  Espíritu  Santo,  permanezcamos  fieles  a  la  oración  toda  nuestra  vida,  y  sepamos  hacer  concordar  nuestras  palabras con las intenciones de nuestro corazón. Que Dios los bendiga. Muchas gracias.


Relacionado:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .