Hagamos el milagro


Perú-Biblia 66

“O construimos el futuro juntos o no habrá futuro”. Francisco

Qué hermoso y cautivante es el Jesús de Marcos, plenamente humano; descubre su condición
de ser Hijo amado de Dios en su bautizo al llenarse del Espíritu Santo, vence las tentaciones
de Satanás en el desierto y comienza su aventura de anunciar la buena nueva del Reino, que
comienza a evidenciarse en los muchos milagros que hace, sobre todo en la primera parte de
este evangelio.

En su relación con las personas creo que Jesús va descubriendo en qué consiste su
mesianismo que incluye la capacidad de hacer milagros; poder sobre el que no tiene todo el
control, así en su tierra natal no pudo hacer ninguno (6,5), descubriendo que es relacional, se
necesita fe del interesado. Incluso hace milagros sin proponérselo, como la mujer del flujo de
sangre, quien “le roba el prodigio” porque tenía fe.

Pese a la “ayuda” del milagro hay miedo ante el mismo porque nos propone una nueva
situación, ya no se puede regresar a la anterior normalidad: la hemorroisa, atemorizada y
temblorosa (5,33); los habitantes de Gerasa al ver al endemoniado curado se llenaron de
temor 5,15 y le piden que se retire 5, 17 y las mujeres ante el último milagro de Jesús: ha sido
resucitado, con temblor y espanto huyen sin decir nada a nadie porque tenían miedo… (16,8).
Ahora, frente a la crisis que estamos viviendo por la pandemia tenemos la oportunidad de
hacer un gran milagro: construir una nueva sociedad, una nueva manera de vivir, porque el
modelo neoliberal a ultranza nos ha conducido a esta situación, donde el dios mercado pide
sacrificios no solo de miles de millones de personas, sino también de la propia vida y ecología
de nuestra casa común.

Este tiempo puede ser un tiempo de Dios: Tenemos los dones del Espíritu Santo, el testimonio
de Jesús y de millones de personas quienes con sus vidas nos enseñan que debemos superar
nuestro natural temor frente a lo que está por venir, como Francisco quien sabía que su visita
a Irak era riesgosa, pero debía dar el ejemplo para ir construyendo puentes entre las tres
religiones monoteístas: judaísmo, islamismo y cristianismo.

Tenemos claro que la construcción de un nuevo ordenamiento mundial, de una nueva Iglesia
sinodal, materna, samaritana, no es fácil: hay muchos intereses creados y ambiciones de
poder y de dinero que están decididos hasta matar con tal de mantener sus privilegios, como
lo hicieron con nuestros mártires: Herasmo García Grau, Claudio Lepratti, Felipe y Mary
Barreda y Berta Cáceres Flores quienes tomaron en serio su seguimiento a Jesús: No los
soportaron, por eso, los mataron físicamente, ¡pero están vivos!, no sólo en la Dimensión
Divina, sino también en la memoria eterna de sus pueblos.

¡Y la Vida… Vencerá!!!

Lucio Blanco

En Perú-Biblia 66 marzo 2021


Ultimas Entradas:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .