Paraguay: junto a los jóvenes que “se encuentran en una situación de fragilidad y vulnerabilidad”


San Juan Bautista (Agencia Fides) – “Desde hace dos años, cuando llegamos a la localidad de San Juan Bautista, trabajamos en diversos sectores de la sociedad y de manera específica con los jóvenes: el objetivo es la prevención y la recuperación en caso de alcoholismo y dependencia de las drogas”. Lo comunica a la Agencia Fides sor Julia Álvarez, perteneciente a la Congregación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, hijas de Don Orione (PSMC), hablando del compromiso que las religiosas realizan en el programa de ayuda para combatir las adicciones, fenómeno muy extendido en la sociedad paraguaya.

Nuestra tarea – explica la misionera – es la de dar continuidad de diversas maneras a la gracia concedida por nuestro fundador S. Luigi Orione”. El carisma orionino lo ejercen hoy las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad con múltiples actividades e iniciativas de asistencia. “En nuestros centros educativos realizamos un servicio pastoral con la finalidad de evangelizar a los jóvenes a través de una ‘síntesis’ entre Evangelio y cultura, para formar personalidades dotadas de espíritu crítico y creativo, de capacidad de diálogo y de participación”.

En las últimas semanas la Comisión Lucha contra el narcotráfico de la Cámara de Diputados del Paraguay, ha otorgado un reconocimiento especial a las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, por su compromiso en la lucha contra las adicciones. “Un círculo vicioso – señala sor Julia – del que es muy difícil salir, sobre todo porque se encuentran en una situación de fragilidad y vulnerabilidad, y por lo tanto corren el riesgo más fácilmente de caer en las redes de la delincuencia”.

Para responder a estas exigencias, las hermanas de Don Orione colaboran en diversos ámbitos de la pastoral “junto al pueblo, junto con las pequeñas comunidades, en las familias, en los servicios de catequesis a los niños y a los muchachos – refiere la religiosa – nos ocupamos, además, de la catequesis pre-sacramental de los adultos, de las celebraciones litúrgicas, de los servicios de caridad y de formación de los diferentes ministerios. En colaboración también con otros organismos o en otras instituciones – concluye sor Julia – tratamos de responder concretamente a las necesidades de mujeres, niños y muchachos, acompañándolos hacia un desarrollo humano e integral completo”.

Según un informe de la Secretaría Nacional Anti-drogas del país latinoamericano redactado en los últimos meses del 2019, los jóvenes paraguayos se acercan a alcohol y a las drogas muy pronto: los consumidores de cocaína y marihuana tienen entre 14 y 15 años de edad; los datos no son mejores en cuanto al consumo de alcohol, el 60% es un bebedor habitual, mientras que el 38% ha probado el tabaco. El 3,6% dice que consume tranquilizantes y pastillas para adelgazar.

Las Hermanitas Misioneras de la Caridad se establecieron en San Juan Bautista en marzo de 2018, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. También están presentes en Paraguay con otras dos comunidades en las ciudades de Lambaré y Mayor Martinez.
(ES) (Agencia Fides 1/8/2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .