Y SU PALABRA SE PREDICABA POR TODOS LADOS, TAMBIÉN EN LOS CAMPOS…


Del 16 al 24 de febrero se realizó la Misión Bíblica 2019 en la localidad de Sarandí de Navarro, Departamento de Río Negro, en la República Oriental del Uruguay. La misma tuvo como lema “Con María anunciamos a Cristo” y fue animada por un equipo de integrantes de la Familia Paulina y jóvenes laicos, respondiendo a la invitación del P. Alfredo Silva, párroco de María Auxiliadora (Guichón), jurisdicción a la que pertenece la capilla “Virgen de los 33”.

Palabra que resuena por los campos

Sarandí de Navarro es un pueblo de casi dos centenares de personas, un ‘lugar de paso’, en el que muchos de sus pobladores se ven obligados a ir a otras ciudades para conseguir lo necesario para el futuro: educación, trabajo, salud, etc.; sin embargo, en medio de un ambiente que puede parecer desolador, la gente se caracteriza por su solidaridad, hospitalidad y buen trato, siendo la fe en Cristo una referencia positiva para los lugareños, creyentes o no.

Esa fe, sin dudas, es alimentada por el compartir de la Palabra de Dios escrita, que un consolidado grupo de buenas mujeres viven por medio de la Lectio Divina y el día a día.

De este modo, el grupo misionero conformado por el P. Rubén Darío Bergliaffa (paulino), la Hna. María de la Paz Carbonari (discípula del Divino Maestro), el Hno. José Miguel Villaverde (paulino) y los jóvenes laicos Julián Cañete (Buenos Aires) y Mateo Ayala (Guichón, Uruguay), llevaron adelante junto con aquellas mujeres la Misión Bíblica.

Realizaron diversas actividades como la visita y bendición de los hogares, la Lectio Divina, la celebración eucarística con mayor énfasis en la liturgia de la Palabra, encuentros formativos, peregrinaciones y los encuentros con los pobladores en su día a día.

Palabra que provoca encuentro

Juntos, misioneros y vecinos, nos hemos encontrado juntos con la Palabra, ella nos ha congregado. Muy temprano, con el tradicional mate en la mano, nos hemos reunido para orar con nuestras Biblias, escuchándonos los unos a los otros, para partir a las visitas a las casas.

Entre esos días, cabe destacar el día miércoles 20, en el que tuvimos una jornada formativa con el párroco y catequistas de las diversas comunidades de la jurisdicción parroquial.

Así también, los dos últimos días de la misión, se sumó a la misión el obispo de Salto, Mons. Fernando Miguel Gil Eisner, quien, escuchando a los vecinos, continuó en sus prédicas el énfasis en la meditación de la Palabra de Dios.

Palabra que hace comunidad

Sarandí de Navarro, como lo decíamos al inicio, está inserto en una realidad campesina, donde se junta la suerte del poblador con la de la prosperidad (o no) de la ganadería, y en menor medida de la agricultura. En este lugar, los varones son los que se dedican mayormente a dichas labores, y no pocas mujeres les ayudan para tal fin. Sin embargo, es de notar la presencia mayoritaria de la mujer en las celebraciones, en el estar atentas a lo que pasa entre los vecinos, a fomentar la solidaridad y fraternidad entre todos. Son estas mismas mujeres que, como María en Betania, tomaron sus biblias en estos días y leyeron, escucharon y compartieron su vivencia con la Palabra de Dios, esa misma que las anima todos los días a sortear lo cotidiano.

Palabra con color paulino

Inspirados en las misiones bíblicas impulsadas por nuestro Fundador, el beato Santiago Alberione, hemos dado énfasis a cuestiones básicas de la Biblia: el modo en cómo citar y usarla, cómo rezar con ellas y celebrar el misterio cristiano inspirados en ella; así también el leerla en comunidad, buscando incentivar entre los presentes el deseo por continuar la misión iniciada, como lo hiciera el Apóstol Pablo.

Palabra que vincula

De las experiencias más hermosas de esta misión destacamos el crear nuevos vínculos, de los misioneros con la gente, de la gente con la Biblia, de todos con la Iglesia, con los creyentes y no creyentes. Al finalizar la misión, tuvimos momentos muy emotivos, que, gracias a la memoria del corazón y las redes sociales, se mantendrán en el recuerdo. Palabras, gestos, sonrisas, abrazos, apretones de manos y selfies: todo para Gloria de Dios y paz de su gente.

Palabra que da frutos a su tiempo

Fuimos allí con muchas expectativas, por un momento nos sentimos desbordados; pero, recordando el pacto que como paulinos hicimos con el Maestro Divino, reconocimos nuestra incapacidad, lo entregamos todo, y el Señor hizo el resto. Sobre los frutos, estamos confiados en que la Palabra habla por sí sola, y da los frutos necesarios a su tiempo, ¡los tiempos son de Dios!

Que el Señor bendiga a su Pueblo que peregrina en el Uruguay, y la Virgen de los Treinta y Tres los acompañe en su vivencia de fe, tan particular y distinta a la de los otros pueblos latinoamericanos.

José Miguel Villaverde, SSP

Ver más fotos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.