La novedad de la Animación Bíblica de la Pastoral


ABP, ¿cómo?

Por Pbro. Jesús Antonio Weisensee H. (*)
Licenciado en Sagrada Escritura

La Palabra de Dios es base de toda espiritualidad, ya que ella nos lleva a Jesucristo, y es a partir de ese conocimiento intelectual, donde se va suscitando el proceso vital que lleva al encuentro existencial con Él. Porque en la medida que uno conoce al Señor, ese conocimiento se vuelve admiración y fascinación, que suscita el discipulado, el querer seguirlo, el querer asumir su manera de ser para ser y actuar como Él, en vista a la identificación plena y total a su estilo de vida, para que como Él, realizar y manifestar el proyecto de Dios.

La novedad de la animación Bíblica de la pastoral, no está en el anuncio, sino en la actitud, en la disposición, ante aquello que es proclamado o escuchado. De ahí la respuesta del Señor, a aquel piropo que le hicieron a María, cuando le dijeron: “…feliz la que te dio a luz y te amamantó…” (Lc 11,27), pero Él les respondió: “…felices sobre todo los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica…” (Lc 11,28), es el fundamento último de toda esta nueva actitud de la Iglesia ante la Biblia.

Porque no es cuestión de llenar de textos bíblicos los programas pastorales, ni siquiera reflexionarlos directamente desde las Escrituras, sino que: “…todo eso ha sido escrito para que crean y creyendo tengan vida en Él…” (Jn 20,31), es decir, utilizar la Escritura como medio privilegiado para ese encuentro vital con el Señor, para que de ese encuentro existencial que suscita la Palabra, ahí cada uno escuche la invitación del Señor a seguirle y a convertirse. Por eso, animación bíblica de la pastoral está en relación directa a creer y así vivir la propuesta que el Señor nos deja en su palabra escrita.

En esta perspectiva, podemos ver el proceso que han tenido los Discípulos de Emaús (Lc 24,13-35), que en sí es programático para todo proceso de animación bíblica. Pues en ese pasaje encontramos:

  • 1) la situación (la vida): alejamiento (Lc 24,13), (abandono del seguimiento);
  • 2) el Señor les sale al encuentro (Lc 24,15) y genera el diálogo: “…de qué van conversando…” (Lc 24,17),  (el Señor toma la iniciativa. Hace hablar de lo que se está viviendo. La palabra cuestiona e interpela);
  • 3) la reacción: decepción-frustración (situación vital): “…nosotros esperábamos, creíamos…” (Lc 24,19-24);
  • 4) iluminación con la Escritura (la Palabra escrita como medio de interpretación y conocimiento del estilo y la voluntad del Señor): “…tardos y lentos para entender, ¿cómo les cuesta creer lo que anunciaron los profetas…y les interpretó las Escrituras…” (Lc 24,25-26);
  • 5) la celebración: “…quédate con nosotros…; …tomó el pan, lo bendijo…” (Lc 24,29-30);
  • 6) el testimonio (vuelven a Jerusalén) (Lc 24,33-34): “…ellos contaron lo sucedido y cómo lo han reconocido en la bendición del pan…” (Lc 24,35).

En estos diferentes momentos, podemos ver además de una metodología (que en sí es válida), ver de manera clara el sentido último y fundamental de toda relación con la Escritura, pues ella está al servicio de la revelación y así de la realización del proyecto de Dios.

En este sentido, es que el acercamiento a la Escritura es en vista a iluminar nuestra vida, a encontrar la manera y la actitud que debemos tener para vivir como cristianos. Es en esta perspectiva donde tiene sentido el reproche del Señor, a la incapacidad que han tenidos esos discípulos de interpretar los acontecimientos a la luz de la Escritura (Lc 24,25-26).

Pero a su vez esta relación vida-Palabra se complementa con la celebración (Lc 24,30) y es esta relación vida-Palabra-celebración, lo que genera la nueva actitud de esos discípulos, que aunque sentían arder el corazón (Lc 24,32), no habían reconocido al Señor, pero cuando Él partió el pan, ahí se les abrieron los ojos y en ese momento, ellos retoman el seguimiento del Señor, el proceso de discipulado y así se vuelven TESTIGOS, porque van a anunciar lo que ha sucedido con ellos.

Es así que la relación con la Escritura, la búsqueda de su conocimiento e interpretación, están en relación directa a darle a la vida una nueva perspectiva y una nueva dimensión, para encontrar el sentido de la existencia y de los acontecimientos en aquello que está revelado.

Esto genera un nuevo proceso, donde no se agota en una lectura personal, sino que esa búsqueda, lleva a reflexionar la Palabra, a compartirla, a enriquecerse mutuamente, formando así comunidad. Y de ese compartir y rezar la Palabra (formar comunidad), es que van creando las actitudes nuevas de creyente y discípulo (proceso de identificación), que necesariamente lleva a la comunidad para celebrar y compartir lo que se cree (vivencia de la fe).

Y como fin, de todo ese proceso de conocimiento-reflexión-iluminación-celebración está el TESTIMONIO, el transmitir y comunicar aquello que uno ha conocido, que ha vivido, que ha experimentado para que otros hagan el mismo proceso. La relación con la Escritura nunca se acaba en el texto, sino que si de verdad hubo un encuentro con el Señor por medio de esa Palabra, ella necesariamente, nos lleva a la vida, al ANUNCIO y al testimonio.


(*) El Pbro. Jesús Antonio Weisensee Hetter,  nació en San Roque González de Sta. Cruz, Paraguay en 1958. 

  • Fue ordenado sacerdote en 1987 para la Diócesis de Salto – Uruguay.
  • Es Licenciado en Filosofía y Licenciado en Sagradas Escrituras en el Pontificio Instituto Bíblico – Roma
  • Su trabajo Bíblico-Pastoral, se remonta al año 1984 como Secretario Ejecutivo de la Diócesis de Salto  y de la Comisión Nacional de Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal del Uruguay (1984-1991)
  • A nivel Latinoamericano, fue Coordinador para el Cono Sur  de FEBIC LAC (Federación Bíblica Católica para América Latina y el Caribe) (1989-1991); y para toda la Región  en los períodos 2000-2002 y 2002-2005.
  • En calidad de Coordinador Regional de la FEBIC LAC, fue Director y editor de la Revista La Palabra Hoy (2000-2004).
  • Tiene varias publicaciones sobre LECTIO DIVINA, entre los que se destaca Mateo: Ciclo A; Marcos: Ciclo B; Lucas: Ciclo C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s