II Domingo de Adviento 2017


Escuchando,

Encontrando,

Esperando

Quedarse DESPIERTO/A con las Escrituras este Adviento

 

Semana 2 ~ Marcos 1:1-18

La Palabra de Dios viene a nosotros para despertar nuestros corazones. Comenzamos orando: Dios nuestro Padre, fuente de toda luz, has enviado a tu Hijo al mundo, para que te reveles a todos tus hijos. Envía tu Espíritu sobre nosotros ahora, para que podamos encontrarnos con Jesús en la Palabra que proviene de ti. Que podamos llegar a conocerlo, que podamos amarlo más profundamente y acercarnos más a la felicidad de tu Reino. Amén.

Marcos 1: 1-8

Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, El Hijo de Dios. Tal como está escrito en la profecía de Isaías:

  • Mira, yo envío por delante a mi mensajero para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: ‘Preparen el camino al Señor, enderecen sus senderos.’”

Se presentó Juan en el desierto, bautizando y predicando un bautismo de arrepentimiento para el perdón de los pecados. Toda la población de Judea y de Jerusalén acudía a él, y se hacía bautizar en el río Jordán, confesando sus pecados.

Juan llevaba un manto hecho de pelo de camello, con un cinturón de cuero en la cintura, y comía saltamontes y miel silvestre. Y predicaba así:

—Detrás de mí viene uno con más autoridad que yo, y yo no soy digno de agacharme para soltarle la correa de sus sandalias. Yo los he bautizado con agua, pero él los bautizará con Espíritu Santo.

ESCUCHANDO

¡Habla Señor, tus siervos están escuchando! ¡Tú tienes las palabras de vida eterna!

Leemos el pasaje 2-3 veces. Reflexiona y comparte sobre algunos de los siguientes puntos:

1. ¿Qué palabras resuenan contigo? ¿Qué te deja vacilante? ¿Qué te inquieta?

2. Según Marcos, ¿cuáles son las dos cosas que hace el mensajero?

3. ¿Cómo respondió la gente a Juan? ¿Por qué crees que respondieron de esta manera?

4. ¿Cuál es la tarea de Juan? ¿Cómo ve Juan su tarea?

ENCONTRANDO

¡Habla Señor, tus sirvientes están escuchando! A la luz de la Palabra, miramos nuestras vidas

Leemos el pasaje nuevamente y reflexionamos sobre algunos de los siguientes puntos:

1. “Enviaré a mi mensajero delante de ti, que preparará tu camino”. ¿Quién está preparando el camino del Señor en nuestro mundo de hoy?

2. “… la voz de uno que clama en el desierto.” ¿Cuáles son los desiertos de nuestro mundo de hoy? ¿Quién está gritando en esos desiertos? ¿Qué están diciendo?

3. ¿Quiénes son las voces que claman en nuestras comunidades, en nuestra iglesia, en nuestro mundo de hoy?

ESPERANDO

La voz de Dios resuena en el recinto más íntimo del corazón humano

(Vaticano II, Gaudium et Spes, 16)

Hemos recurrido al texto y luego a la vida. Despertados/as por la Palabra

volvemos nuevamente hacia el Señor. Lee el texto otra vez. Reflexiona y

comparte algunos de los siguientes puntos:

1. ¿Qué quieres ahora decirle al Señor acerca de lo que te has dado cuenta?

2. ¿Qué oración despierta este texto en tu corazón?

3. ¿Qué palabra acerca de tu vida ahora traes al Señor -ya sea una palabra de acción de gracias, tristeza, gozo, paz, petición?

Oración final: Reunimos nuestra oración juntos cuando decimos: Padre Nuestro …

Preparado por: Maureen Kelly y Marie McNamara (Killaloe) • Seamus O’Connell & Jessie Rogers (Maynooth) • Philip Carder (Armagh) • Jane Mellett (Dublín)

 

Traducción por María Díaz-James, Coordinadora de la Zona del Caribe de Febic LAC

 

Ver: E E E – Guía para coordinadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s