Experiencia de sinodalidad y “lectura con ojos de Mujer”.


La experiencia de las mujeres en el caminar comunitario de la Iglesia Pueblo de Dios en américa ha estado marcada por la participación activa de las mujeres y su aporte en la lectura contextual desde sus realidades.

Como dice el documento de la Pontificia Comisión Teológica sobre sinodalidad indica “La asamblea es el partner convocado por el Señor cada vez que Él renueva la alianza” (13). Esta presencia de ellas en la comunidad como partner del estar de Dios hace reconocer que las “mujeres también están” y son parte dinámica del Reino.

Esta experiencia llama a hacer realidad lo que indica la comisión teológica cuando dice: “La conversión pastoral para la puesta en práctica de la sinodalidad exige que se superen algunos paradigmas, todavía frecuentemente presentes en la cultura eclesiástica, porque expresan una comprensión de la Iglesia no renovada por la eclesiología de comunión.

Entre ellos: la concentración de la responsabilidad de la misión en el ministerio de los Pastores; el insuficiente aprecio de la vida consagrada y de los dones carismáticos; la escasa valoración del aporte específico cualificado, en su ámbito de competencia, de los fieles laicos, y entre ellos, de las mujeres. (105).

Este dialogo de mujeres de Chile y Uruguay, refleja el caminar de muchas otras mujeres en Argentina, Paraguay, Brasil y el resto de América. Ellas son parte comprometida de nuestra FEBIC LAC y su misión.

2 comentarios en “Experiencia de sinodalidad y “lectura con ojos de Mujer”.

  1. Que lindo sería volver al primer anuncio.. cuando Jesús se dirige a Juan y a Maria, o en la escena que Marcos muestra cuando Jesús que ha resucitado se le presenta a Maria Magdalena y la envía a anunciar que ha resucitado.
    se trata entonces de superar paradigmas ? ¿O se trata de volver a diálogo sinodal que radica en a praxis de Jesús el modo de ser iglesia donde todos y todas somos parte en la construcción del reino?

    Le gusta a 1 persona

    • Interesante tu planteo, Claudio. Necesitamos volver a lo esencial del Mensaje de Jesús y reconocer allí su praxis concreta donde habilita una y otra vez todas las voces, sobre todo aquellas más excluidas e invisibilizadas. Él recupera la voz, las voces de las mujeres y las escucha incluso para cuestionarse sus propias posturas, como en el caso de la mujer sirofenicia. La sinodalidad hoy será posible en la medida que habilitemos todas la voces con igual implicancia en la toma de decisiones y cuando superemos también la desconfianza de los religiosos y las religiosas hacia los laicos y las laicas.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.